El Chambelán del Presidente egipcio visita la Embajada Paraguaya en El Cairo con motivo de las Fiestas Patrias

El día martes 14 de mayo del corriente, con motivo de celebrarse el 208° Aniversario de la Independencia Nacional, el Camarlengo de la Presidencia de la República Árabe de Egipto, S.E. Mohamed Yehia, visitó la Embajada del Paraguay en El Cairo, en carácter de Enviado Especial del Presidente Abdelfatah Al-Sisi, para saludar y felicitar al Paraguay, en la persona del Consejero Arnaldo Salazar, Encargado de Negocios, por la evocación de tan emotiva y relevante festividad en los anales de nuestra historia patria.

El Alto Oficial de la Casa de Gobierno egipcio fue portador de una cálida y cordial salutación y felicitación del Presidente egipcio “al Estado, el Gobierno y el pueblo paraguayos”, resaltando que “el Presidente Al-Sisi estaba personalmente interesado y expectante de la realización de esta visita protocolar al Paraguay, para transmitir al Presidente Mario Abdo sus mejores augurios de bienestar y felicidad para el Paraguay”.

Durante la amena plática y larga, que se extendió por espacio de más de cuarenta minutos, el ilustre visitante intercambió opiniones y pareceres coincidentes y semejantes entre ambos países en torno a principios cardinales de la política exterior, principalmente, en materia de respeto a la soberanía nacional, igualdad jurídica entre los Estados, autodeterminación de los pueblos y no intervención en los asuntos internos.

En ese sentido, el emisario del Presidente egipcio felicitó y aplaudió la decisión del Señor Presidente de la República, S.E. Dn. Mario Abdo Benítez, de respetar la cuestión israelo-palestina sobre Jerusalén y mantener la embajada paraguaya a Tel Aviv, al tiempo de abogar y exhortar a ambas partes en conflicto para que resuelvan pacíficamente sus diferencias sin presiones ni influencias externas, como ha sido siempre la posición del Paraguay, respetuosa y principista, a lo largo de su historia.

Sobre el punto, el Encargado de Negocios del Paraguay explicó y enfatizó al Señor Mohamed Yehia la concepción tradicional e histórica de la política exterior paraguaya, basada en la idea axial tríplice de Estado-Gobierno-Nación, que siempre constituyó el norte señero de sus fuertes y estables vínculos con toda la comunidad internacional.

Así, pues, según expuso el anfitrión: “Primero, como Estado, el Paraguay sustenta y defiende los principios de soberanía nacional e igualdad jurídica entre los Estados; segundo, como Gobierno, el Paraguay mantiene y promueve relaciones diplomáticas concebidas sobre la base de la legitimidad de origen y de gestión de los respectivos Gobiernos y, tercero, como Nación, el Paraguay es celoso defensor y férreo promotor de la autodeterminación de los pueblos y la no intervención en los asuntos internos”.

En coincidencia con lo antedicho, el Chambelán egipcio aseguró también que la política egipcia, al igual que la nuestra, sustenta estas mismas ideas-eje que, en su opinión, “son las bases principales que debe seguir cualquier país que se considera respetuoso del derecho de los pueblos”, al cabo de acotar: “Estoy seguro de que mi Presidente está muy feliz con la posición del Paraguay con respecto a su política regional de amistad y respeto con todos los países árabes”.

Por otra parte, S.E. Mohamed Yehia mencionó además la resuelta voluntad e intención política del Presidente egipcio de cerrar y firmar más acuerdos bilaterales de asistencia y cooperación, con el mayor número posible de países amigos, en todos los campos de mutuo interés. “Debemos firmar más acuerdos entre los países”, sostuvo.

En tren de ello, un aspecto de especial y sensible interés expuesto por el anfitrión paraguayo versó en torno a los actuales proyectos de acuerdos bilaterales en pleno proceso de negociación, tales como “Asistencia Jurídica Mutua en Materia Penal”, “Traslado de Personas Sentenciadas” y “Extradición”.

De estos tres, el Encargado de Negocios del Paraguay hizo puntual hincapié en el relativo al cumplimiento de condenas en el extranjero, considerando la situación de vulnerabilidad que afecta hoy en día a dos compatriotas recluidos en sendas cárceles egipcias (una, bajo proceso judicial, y otro, con condena dictada), a lo que el Enviado Especial del Presidente Al-Sisi aseguró que “el Estado egipcio no tendrá ningún inconveniente en realizar y concluir las gestiones que sean pertinentes para concretar el acuerdo aludido”.

Incidentalmente, dable es acotar que el Gobierno de la República Árabe de Egipto sólo aguarda la manifestación de la conformidad de su homólogo paraguayo en cuanto a las respectivas contrapropuestas existentes y canjeadas sobre los tres borradores de acuerdos bilaterales en proceso de negociación, las cuales ya fueron entregadas a la Embajada del Paraguay y, a la vez, remitidas por ésta a la Cancillería paraguaya.

Por último, el Consejero Arnaldo Salazar valoró y recordó el añejo y sólido historial de las relaciones paraguayo-egipcias, con base en tres niveles: bilateral (país a país), multilateral (Naciones Unidas) e interregional (“Tratado de Libre Comercio entre el Mercosur y la República Árabe de Egipto”, firmado en San Juan, Argentina, el 2 de agosto de 2010, y en vigor desde el 1° de septiembre de 2017. Éste es el segundo Tratado Comercial Internacional suscrito por el Mercosur y vigente con un país extrarregional).

Como resultado de este Tratado, Egipto concede al Paraguay un mejor acceso a su mercado, que el concedido al resto de sus socios del Mercosur, en aplicación del trato especial y diferenciado, que, en la práctica, implica mayores preferencias arancelarias y reglas de origen más flexibles para el Paraguay. Además, entre los productos que tienen acceso inmediato al mercado egipcio, es decir, con preferencia arancelaria del 100%, figuran varios rubros del sector agrícola, ganadero e industrial, tales como carne bovina, ovina y caprina; sésamo, lácteos, grasas y aceites animales y vegetales, alimentos para animales, todos los cuales equivalen al 50% de la canasta exportable del Paraguay.

Con base en ello, el Encargado de Negocios del Paraguay, cordialmente, invitó y alentó al Gobierno egipcio a promover un mayor intercambio comercial con el Paraguay, cuya creciente y envidiable plataforma productiva y exportable –“Alimentos para el Mundo”– alimenta a decenas de millones de seres humanos de innúmeros países del mundo.